DIFICULTADES DE APRENDIZAJE Y BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR

Algunos factores asociados al bajo rendimiento escolar
Historia de Dificultades de Aprendizaje que no han sido superadas.
Falta de Hábitos y técnicas de estudio: factor de mucha importancia que junto a las condiciones ambientales y a la planificación de los estudios, tienen gran poder sobre el rendimiento académico.
Problemas de adaptación: relación con sus docentes y pares, sentido de pertenencia e inclusión dentro del grupo.
Problemas familiares: El bajo rendimiento académico puede ser un síntoma que expresa un conflicto, un pase de factura hacia las figuras parentales, una respuesta a una situación difícil que pueda estar viviendo el joven.
Otras veces el bajo rendimiento puede obedecer a la necesidad de afirmar la independencia propia para lo cual el estudiante rechaza el trabajo escolar, situación que calificamos como flojera o falta de capacidad. También puede estar íntimamente relacionado a su propia imagen, la presión de grupo y las fantasías de lo que tiene que hacer para sostener su imagen ante el grupo (conflictos asociados a la popularidad).
Sugerencias para transitar esta dificultad
Comuníquese con su hijo empáticamente. Cambie el discurso aleccionador por preguntas que le permitan obtener información de lo que le ocurre.
Supervise sus notas desde el acompañamiento y apoyo, no desde la presión y persecución.
Establezca con él una rutina diaria de trabajo, tenga en cuenta utilizar racionalmente el tiempo libre combinando formación y diversión. Regulen juntos el horario de estudios.
Comuníquese periódicamente con los docentes. Es común que por su bajo rendimiento, los muchachos oculten sus exámenes y citaciones. Esté alerta cuando reiteradamente le diga: “No tengo tareas”.
Considere la figura de un Tutor académico que ayude a su hijo a desarrollar hábitos de estudios y planificación de sus tareas.
Si usted no obtiene resultados favorables a través de la supervisión, apoyo y el monitoreo sistemático, algo más puede estar pasando que explique los lentos progresos del estudiante. Es el momento de buscar ayuda profesional psicológica, psicopedagógica, neurológica o de nivelación particular en algunas áreas. El chequeo médico con un especialista en adolescentes también es relevante dada su edad y proceso de maduración.

Entradas populares

EL PERRO