EL DÉFICIT DE ATENCIÓN





EL DÉFICIT DE ATENCIÓN




Déficit de atención.
Es un trastorno crónico de origen mayoritariamente genético. Se caracteriza por la dificultad para concentrarse y, algunas veces, impulsividad e hiperactividad. Aunque existen casos leves, en ocasiones puede llegar a afectar de forma severa el desempeño estudiantil, social o laboral de quien lo padece.

muchas personas viven día a día sin darse cuenta que muchas de sus dificultades cotidianas tienen relación directa con el déficit atencional. Esto pasa porque este trastorno está asociado principalmente a niños en edad escolar y a la hiperactividad; cuando la realidad es que en adultos este trastorno se manifiesta de una manera diferente.


Es posible que esta condición traiga consigo una serie de complicaciones como, mala memoria, mal rendimiento académico, impulsividad, hablar y actuar sin medir las consecuencias y desaprobaciones de toda índole, que a lo largo del tiempo pueden provocar sensación de fracaso, inseguridad y dudas; también se puede caer en una depresión. No es raro que una persona con déficit atencional, ante una dificultad , vea que se producen problemas que ha tenido toda una vida, se sienta disminuida y manifieste una depresión. Esta suele ser más leve y está relacionada con la baja autoestima".
Una persona con problemas de concentración también puede tener un trastorno del ánimo de base. De hecho, las personas con déficit de atención son más propensas a manifestar cuadros depresivos y bipolares primarios.
Existen diversas técnicas para manejar esta condición, si se encuentra en un nivel leve; toda vez que la persona quien lo padece, se haga consciente que padece 
 dicha condición y procure tener una mejor calidad de vida partiendo de su propio empeño.
Aquí algunas recomendaciones para poner en práctica.

Recomendaciones 

  1. - No se justifique diciendo que es solo "un despistado"
  2. - Mantenga una lista diaria de cosas por hacer.
  3. -Lleve una agenda de planificación y asigne citas y momentos reales en su día.
  4. -Escriba sus ideas y cosas por mejorar.
  5. -Aprenda estrategias de manejo del tiempo y utilícelas.
  6. -Divida los trabajos grandes en varios pequeños. Así los hará más manejables y los podrá cumplir.
  7. -Use organizadores, cajas, legajadores y archivadores para estructurar su ambiente.
  8. -Establezca un sistema de premios a sus propios logros cuando alcance las metas que se ha propuesto.
  9. - Comience por reconocer su poca atención y como le afecta en sus labores diarias












Entradas populares

EL PERRO