¿Sobrecarga de tareas o estudiantes sin hábitos?

¿Sobrecarga de tareas  o  estudiantes sin hábitos?

Los padres de familia  manifiestan la falta de tiempo que tienen sus hijos en horas de la tarde, situación que vienen  por cuenta del exceso en las actividades académicas de los colegios en la actualidad.

La sobrecarga de tareas que tienen muchos niños los mantienen ocupados gran parte de la tarde, y preocupa a algunos padres que se ven inmersos en un verdadero problema, puesto que no siempre pueden ayudar a sus niños y muchos de ellos necesitan una supervisión o acompañamiento por parte de una persona preparada para tal fin, situación que tiene connotaciones económicas y de organización en el centro del hogar.
Esto abre un debate entre quienes tienen la postura de que la exigencia y requerimiento excesivo a sus hijos por parte del colegio, los prepara de una buena manera para su futuro, ya que lo que se está viviendo hoy en día, muestra que cada vez los retos en la sociedad son para personas que los enfrentan con fortaleza, inteligencia, espíritu de trabajo y positivismo; por otro lado están aquellos que ven el trabajo escolar como un sacrificio demasiado extenuante para sus hijos , que les causa un desgaste físico, mental y hasta emocional, porque genera en los pequeños y jóvenes una apatía al medio, desencadenando en algunos casos la deserción. Se escucha con frecuencia “mi hijo no tiempo para jugar”
¿Y cómo saber qué hacer en su caso?
·         Lo primero que se debe hacer es conocer a su hijo en cuanto a  las características de personalidad, hábitos de estudio, temperamento y su actitud frente a las normas de autoridad y  cómo están establecidas en casa.
·         Posteriormente contrastar las características del estudiante y  su método de estudio con la filosofía y perfil del colegio en donde estudia; de esta manera se podrá establecer si la institución es la apropiada para él.
·         Indiferente a  la institución en donde esté recibiendo su formación; es responsabilidad de sus padres propender por la estructuración  de hábitos, rutinas y actividades que generen logros responsables en sus hijos. Recuerde también que el “ejemplo” es la mejor enseñanza.
·         Imparta tareas con horarios y responsabilidades, revise los compromisos  que tiene su hijo por cuenta del colegio, sea un ejemplo de organización, precisión y responsabilidad.
·         Emita palabras de asertividad, positivismo, entusiasmo y proyección dentro de su familia y nunca compare a sus hijos.
·         Busque ayuda profesional para que le orienten en la manera de cómo conocer a su hijo y reeducarlo para una formación exitosa.
Finalmente, recuerde que todos los seres humanos tenemos particularidades esenciales que nos hacen únicos; no obstante vivimos inmersos en grupos sociales en los cuales debemos cumplir con los requerimientos que éstos conllevan. Toda actividad de formación  y amor que usted tenga a tiempo con su hijo se reflejará en un futuro no muy lejano y él se lo agradecerá.

Gracias por  tu lectura.
Lic. Luz Marina Peña 
Avanzarte Asesorías



Entradas populares

EL PERRO