¿Para qué entras a Facebook?



Empiezo este escrito con esa pregunta buscando una respuesta más consciente al respecto. ¿Para qué entras a Facebook?
En Facebook hay  "comunidades"; y  la palabra "comunidad (del latín communitas- atis) es un grupo de individuos que tienen ciertos elementos en común, tales como el idioma, costumbres, valores, tareas, visión del mundo, edad ubicación geográfica, forma de criticar, religión o estatus social; y de allí sale una identidad. 

Conociendo esto, partimos de que en Facebook hay una verdadera "común- unión", en la cual tenemos amigos. Ser amigo de otra persona en esta red social es el crédito que se le da a la aceptación de ese vínculo que se tiene con el, validando o al menos tolerando el contenido de sus publicaciones; en las que están comentarios, fotos, mensajes motivadores, chistes, críticas constructivas y destructivas,  poemas, relatos bobos, textos edificantes, propaganda, etc. 

Gran porcentaje de lo que te gusta o apoyas, le das "like", otro tanto no lo haces porque hay ciertos elementos en tu mente y personalidad que no te permiten poner "me gusta" a una publicación, pues tu "ego" te lo impide y otro porcentaje muy mínimo, es lo que realmente "no te gusta"; que por supuesto lo pasarás. Aquí se presenta más o menos un efecto declarativo de tus odios, gustos, temores, envidias, amores y doble moral; apoyando , censurando o ignorando a la vista de los demás, porque otra cosa sucede en tu intimidad (entre tu pantalla y tu).

Al ver el contenido de tu muro, surge una dinámica de catarsis casi por segundos, lo que no te da tiempo a pensar, solo a sentir y vienen los pensamientos de morbo, los que resultan de lo que para ti es  atractivo y despierta curiosidad, o te llama la atención siendo agradable pero prohibido, cruel o va en contra de la imagen que quieres transmitir.

En Facebook la cosa es muy sencilla, si hay contenido que no te gusta, pásalo, si hay personas en tus contactos que hace publicaciones que a ti no te llegan, elimínalo o si sigues páginas que no te están llegando al corazón, déjalas de seguir; y si por el contrario quieres usar esta red social solo para mirar y soñar con lo que quieres ser , pues también lo puedes hacer. Aquí hay libertad para hacer tu propia comunidad, lo que si no te debes permitir es no conocerte y vivir siendo lo que no eres; defínete en personalidad, gustos y pasiones, búscale el lado bueno a tu existir y júntate con quien te ayude a evolucionar; en Facebook también están esas personas que con su vida te pueden inspirar.

Gracias por tu lectura.
Lupita.







Entradas populares

EL PERRO