"ESTUDIAR Y DIVERTIRSE", dos palabras que se pueden relacionar en la adolescencia.

   

                       "ESTUDIAR Y DIVERTIRSE"

                    Dos palabras que se pueden relacionar en la adolescencia



Para hablar de la combinación entre estas dos palabras, es  indispensable volver a enfocarse en los estados emocionales y todas las herramientas de crianza y convivencia que tengan que ver con las emociones de los adolescentes. ¿Qué quiere decir esto? Que los padres y familiares de los adolescentes comprendan más a fondo los cambios hormonales, físicos y mentales  que suceden en la adolescencia, y en consecuencia sus relaciones, visión de la vida y estados emocionales también van a cambiar. 

El estudio es una actividad poco agradable, para un porcentaje de los jóvenes en la actualidad; y es que cada vez se torna más difícil el establecimiento de normas y hábitos que beneficien las actividades escolares. Muchos son los casos en los que los padres se ven en la complicada tarea de impulsar a su hijos en todo lo que tiene relación con estudio,  ya que la adolescencia es una etapa de emociones fuertes, vistas desde los dos extremos, a veces "felicidad extrema" y a veces "tristeza extrema"
                       
                         ¿Pero entonces cómo combinar estos 
                     dos aspectos y crear un balance?

  1. La consciencia: Aunque este factor no trae buenos resultados de forma inmediata, siempre es bueno acudir a la toma de consciencia para que los jóvenes comprendan que la formación es indispensable para cualquier cosa que deseen hacer en la vida.
  2. La inspiración: Sin el ánimo de comparar sino con la intención de inspirar, es efectivo poner como ejemplo algunos adultos jóvenes que han desarrollado grandes ideas o alcanzado el éxito a base de estudio y trabajo.
  3. El espacio: Está comprobado que el espacio adecuado para realizar una actividad, garantiza en gran parte el éxito  de la misma. Un espacio dotado de todo lo necesario para el estudio, permite mayor concentración y menos estrés a la hora de estudiar.
  4. El tiempo: Algunos jóvenes tienen mejor producción al estudiar de día, otros mejoran su producción intelectual en las noches, es importante que los padres a través de las normas en casa para organización de tiempos, puedan optar por el mejor momento para que sus hijos realicen actividades de estudio y así haya rendimiento.
  5. La diversión: Hay que tener en cuenta que el adolescente aun se está formando, por lo tanto los padres pueden hacer negociaciones en cuanto al balance entre "el estudio y la diversión", (Puedes salir, pero después de cumplir con tus compromisos.)
  6. La compañía: Esta es la época donde más significado tiene la amistad, y el valor a los vínculos sociales crece, por lo tanto, puede ser motivador para los adolescentes, el que le sea permitido los grupos de estudio, así hay cooperación entre ellos y se combina perfectamente el estudio y la diversión.
  7. La recompensa: Este elemento es muy efectivo, ya que los seres humanos esperamos la recompensa de una manera natural. El reconocimiento de su esfuerzo en el estudio, se puede ver recompensado con algo que le genere diversión y felicidad. Inmediatamente después de recibida la recompensa se inyecta motivación para continuar avanzando en el proceso.
  8. El colegio: A veces los padres en su afán de optar por la mejor institución para sus hijos, escogen el colegio más nombrado en estos temas y no van más allá en el análisis que deben hacer sobre la metodología y líneas de enseñanza de la institución y tal vez no son las adecuadas para sus hijos.
  9. La comida: comer lo que más les gusta es un buen motivador para el estudio, ya que el comer es un placer, y por ende se toma como diversión. También hay que tener un balance entre comer rico y comer saludable, ya que de la alimentación nutritiva y saludable dependen también las energías para el rendimiento y la concentración.
  10. El deporte: Gracias a las actividades deportivas, son muchas las sustancias que se segregan e influyen para una sensación de bienestar, que a su vez proporcionan diversión; como también,  contribuyen a la formación de hábitos, rutinas y consecución de metas. 
  11. Las emociones: Los padres deben estar atentos a los estados emocionales de sus hijos, como se mencionó antes sus emociones juegan entre los dos extremos "Felicidad y tristeza". Nadie mejor que un padre para conocer a su hijo, si así se lo propone, para entonces encontrar la manera de establecer un equilibro entre estas dos actividades, que no necesariamente deben estar divorciadas.

¡Gracias por tu lectura!



Puedes escribirme a  
Info@avanzarte.net
o visitarme también en:
www.avanzarte.com.co
www.avanzarte.wordpress.com

Entradas populares

EL PERRO