NO ME DEJES ESPERANDO



NO ME DEJES ESPERANDO




        "NO ME DEJES ESPERANDO"



¿Te ha tocado decir esta frase repetidamente?

Tal vez sí, .... suele pasar con mucha gente durante el día, y es como si no pasara nada. En la crianza, a muy poca gente le enseñan a cumplir con un horario, y aunque vamos al colegio, en donde debemos seguir con las normas de formación en este sentido, llegamos a la universidad, pasamos a la vida profesional y luego a la vida misma y seguimos llegando tarde, ......"o no llegamos"

Esperar por largo tiempo a alguien, produce emociones que van desde la impaciencia, la confusión, el agobio, la indisposición hasta la cólera.  Y es que quien espera, puede dotarse de mucha paciencia, si su personalidad en eso lo favorece, pero desbordar en rabia profunda al interpretar la espera, como un desaire o falta de respeto de quien se hace esperar. 

No se trata de hacer juicios de valor antes de escuchar a la persona que se espera, pero si ese es un comportamiento habitual, lo mejor será identificar esa característica y tenerlo en la lista de los "INCUMPLIDOS" para saber que con esta persona no cuenta para cosas serias o al menos para cumplir una cita.

También pasa con los incumplidos profundos, esos que ante cada situación, dicen con una sonrisa amplia: "cuenta conmigo", "allí te llego", "llego entre 1:00 y 1:30pm", "llego tardecito, pero llego" y nunca hacen presencia en la cita a la que se comprometieron.

Las causas del incumplimiento pueden ser diversas, entre ellas están:
  • Es una persona muy desorganizada, a quien la  organización de su cabeza no le permite el manejo del tiempo y los compromisos.
  • Puede ser por problemas de memoria, por lo cual debe hacer uso de su agenda o planeador y poner en práctica esta organización.
  • También puede ser una persona  mentirosa y poco comprometida con los compromisos que adquiere.
  • Otra causa es que no sea capaz de decir "NO" y adquiere compromiso que no desea cumplir, por lo cual llega tarde o no llega.
  • La razón más difícil de manejar por la cual se de  la espera, es la de la persona "relajada", aquella que le importa lo mismo "llegar puntual", "llegar tarde o no llegar"

En cualquier forma de incumplimiento, los desaires propinados a la persona que espera, dejan incomodidades a veces difíciles de reparar. En el ámbito profesional, una persona incumplida, puede perder grandes oportunidades y generar desconfianza.


¿Cuál es la causa por 

la que te dejan esperando?

 ¡Gracias por tu lectura!



Puedes escribirme a  
Info@avanzarte.net
o visitarme también en:
www.avanzarte.com.co
www.avanzarte.wordpress.com

Entradas populares

EL PERRO